Colgate Kids
Comprar ahora

Consejos Colgate

Consejos Colgate

La importancia de la salud bucal de los niños

La boca es una estructura compleja, un ambiente vulnerable y propicio para la aparición de bacterias, muchas naturales e importantes para el proceso alimentar. Es parte del sistema digestivo, donde el organismo inicia el procesamiento de los alimentos, y se compone de labios, encía, lengua, paladar, mejillas y los 32 dientes de una persona adulta.

El propio cuerpo se ocupa del equilibrio de las bacterias y otros microorganismos presentes en la boca de una persona saludable, pero no de los dientes, que son vulnerables a la acción de agentes como el azúcar y el almidón. La salud bucal y los dientes bien cuidados se encuentran estrechamente conectados.

Papel de los papás

Una dentición perfecta se crea desde la primera infancia, con cuidados específicos para la formación de hábitos que se prolongarán durante la vida adulta. Los niños con dientes fuertes y saludables serán, probablemente, adultos con una dentición permanentemente sana. Por tanto, la responsabilidad básica compete a los papás, quienes deben ayudar a sus hijos a cuidarse los dientes y a implantar buenos hábitos de cepillado, a fin de evitar caries, desde muy temprano. Y no solamente eso. Para cuidar de la salud bucal de sus hijos, los papás también necesitan ofrecerles una dieta sana y equilibrada, con poco azúcar y almidón, y estimular el uso de hilo dental. También es necesario enseñarles a cepillarse los dientes, elegir cepillos adecuados y visitar al dentista con regularidad.

Comenzar temprano

A partir de la aparición del primer dientecito del bebé, es necesario seguir una rutina de cuidados básicos, como limpiarlo con un cepillo bien blando o con una gasa, cuidadosamente. A medida que el bebé crece y se vuelve necesario cepillarle los dientes con un producto adecuado, especialmente desarrollado para esta franja etaria y con la concentración de flúor ideal, es necesario estimular el hábito de cepillarse los dientes tres veces al día y transformarlo en algo que el niño aprecie.

Crear una rutina placentera

Para los niños, la obligación de cepillarse los dientes no es algo natural ni muy agradable, a no ser que los papás les creen esta rutina placentera desde pequeños. Cuando los papás y las mamás consiguen hacerlo, les brindan a sus hijos beneficios para el resto de su vida y, en este sentido, nada mejor que el ejemplo. Los papás necesitan mostrar que se cuidan bien de sus propios dientes y explicarles a sus hijos la dimensión del dolor que puede causar un diente. Necesitan convencerlo de que la pérdida de un diente es irrecuperable y, sobre todo, innecesaria.

La pasta dental ideal

Con relación a este tema, la elección de la pasta dental o gel dental ideal es muy importante; es necesario tener en cuenta el aspecto, el sabor y otros detalles que despierten el interés del niño –como la línea Colgate Kids, con tres sabores creados a medida para el gusto de los niños, empaques creativos y atractivos y la cantidad correcta de flúor activo para las necesidades de esa franja etaria.